Exoneración de gastos definidos en los Estatutos para la supresión de barreras arquitectónicas.

Obligación de los locales y pisos bajos al pago de las obras de supresión de barreras arquitectónicas en el portal o escaleras cuando los estatutos expresamente les excluyen del pago de los gastos derivados de dichos elementos.


Existe discrepancia doctrinal en relación a la obligación de contribuir al pago de los gastos derivados de la ejecución de las obras necesarias para suprimir las barreras arquitectónicas cuando existe una cláusula exonerativa de pago a favor de un propietario como es el caso del supuesto planteado.


El Tribunal Supremo ha dictado dos sentencias contradictorias entre si:


  • STS 17 de noviembre de 2016: la exoneración genérica de pago también debe alcanzar a las obras de accesibilidad universal. Así los propietarios de locales en planta baja del inmueble, exentos de los gastos de "funcionamiento, conservación y reconstrucción del ascensor" (esto es, cuando ese elemento ya existe en el inmueble), no tiene participación ni obligación de pagar gasto alguno, por las obras a realizar en la escalera ni en el ascensor, aunque la finalidad de la intervención sea la eliminación de las barreras. En definitiva, si existe una cláusula de exoneración genérica de los gastos del ascensor en la exención, también deben quedar comprendidas las obras de supresión de barreras arquitectónicas.

  • STS 21 de junio de 2018: la instalación del ascensor, y aquí la ampliación de su trayectoria (a cota cero), ha de reputarse no solo exigible, sino también necesaria y requerida para la habitabilidad y uso total de inmueble, impuesta por la normalización de su disfrute por todos los vecinos, y no como una simple obra innovadora de mejora (sentencias 797/1997, de 22 de septiembre, y 929/2006, de 28 de septiembre); accesibilidad que está presente tanto cuando se instala ex novo el ascensor, como cuando se modifica de forma relevante para bajarlo a cota cero, y si obligado está el comunero a contribuir a los gastos de instalación de ascensor, obligado lo estará también, en casos como el enjuiciado, de los destinados a completar la instalación ya existente para la eliminación de barreras arquitectónicas, más propios de una obra nueva que de mantenimiento o adaptación del ascensor.

A tenor de lo dispuesto en la última sentencia, es aconsejable que tanto en el acuerdo de la junta como en el presupuesto se diferencie entre la partida de obra nueva a la que deberán contribuir los locales y la correspondiente a la conservación y mantenimiento del servicio de la cual estarán excluidos.



AF_Certificado_Calidad.jpg